Make your own free website on Tripod.com
Image Hosted by ImageShack.us  
ESETE ES MI HERMOSO BORIKÉN  
Entrada | Playas | Ríos  | Montañas | Contáctame | Enlaces | Froro 

 


 
 Image Hosted by ImageShack.us
 

Image Hosted by ImageShack.us
Bandera de Puerto Rico

La mente del caborrojeño Ramón Emeterio Betances fué la que planificó todos los detalles del Grito de Lares en 1868. Estando exiliado en la República Dominicana (de donde era su madre), diseñó una bandera para Puerto Rico inspirada en la del hermano país. Ese diseño llegó a las manos de Mariana Bracetti quien confeccionó nuestro primer símbolo nacional, por lo que fué reconocida como Brazo de Oro. Esta bandera hoy en día se conoce como la Bandera de Lares porque su estreno en nuestra historia nacional fué durante los sucesos que llevaron a los revolucionarios puertorriqueños al control de esa municipalidad y la declaración de la independencia de la República de Puerto Rico. Betances jamás se pudo imaginar que para principios del Siglo XXI, miles de puertorriqueños identifican a ésta, la Bandera de Lares a como una bandera nacional que utilizan, respetan y veneran.

¿Quién diseñó la bandera actual de Puerto Rico? Por muchos años hubo confusión y dudas sobre el origen de nuestro más valorado emblema. Hoy es casi unánime entre los conocedores el hecho de que el verdadero creador de la bandera actual de Puerto Rico fue el manatieño Antonio Vélez Alvarado.

Este y su familia tenían estrechos vínculos con la lucha de independencia de Cuba. Don Antonio dijo que estando un día mirando la Bandera de Cuba que tenía desplegada en la pared de su oficina, por un efecto de daltonismo (defecto de la vista que consiste en que en algunas ocasiones confunden ciertos colores), los colores vivos de la misma se alteraron y ahí mismo pensó que ésta podría ser la Bandera de Puerto Rico. Esto sucedió el 11 de junio de 1892, pasado el día de su santo. Con papeles de seda confeccionó una bandera que envió a Betances en París.

En palabras de don Antonio: “pensé que si los cubanos y puertorriqueños ibamos a pelear juntos como hermanos, nada más justo que las banderas fueran también hermanas, con sólo una ligera inversión de colores”.

Don Antonio le pidió a doña Micaela Dalmau Vda. de Carreras, que le cosiera dos banderas: la de Cuba y otra, con los colores de la cubana invertidos. Don Antonio invitó a comer a José Martí a casa de doña Micaela, al revolucionario y héroe puertorriqueño Francisco Pachín Marín y a los poetas venezolanos Soler y Sanabria, con el propósito de presentarle las dos banderas. Martí con un gesto dió su aprobación.

La evidencia de que todo lo narrado por don Antonio era cierto es el artículo aoparecido en el periódico Patria el 2 de julio de 1892 donde el propio Martí dice y así, reconfirma que “ayer nos daba de comer don Antonio Vélez Alvarado, ante las dos banderas…”

Años después, un grupo de puertorriqueños y de cubanos estaban en Nueva York luchando por la independencia de ambos países. José Martí había fundado el Partido Revolucionario Cubano y en esa misma organización política un grupo de puertorriqueños fundaron la Sección de Puerto Rico del Partido Revolucionario Cubano.

Reunidos 59 puertorriqueños en el Chimney Hall de Nueva York, el 22 de diciembre de 1895, adoptaron la bandera creada por don Antonio como la nueva Bandera de Puerto Rico. Se informó que en esa reunión el delegado Terreforte ondeó la bandera – de cinco pulgadas- “de derecha a izquierda, mientras que el público, puesto de pie la aplaudía y la aclamaba”.

A finales del periódo español y en el principio del periódo estadounidense en Puerto Rico, esa bandera fue criminalizada. Se prohibió poseerla y exhibirla, hasta la creación del Estado Libre Asociado el 25 de julio de 1952, cuando ésta adquirió carácter oficial.

Hoy es bandera oficial y sentimental de TODOS los puertorriqueños de todas las ideologías políticas, en todos los rincones del planeta.

fuente boricuazo.com
 


Volver
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

             
                                                                     © Jimagua PR 2006